martes, 4 de setiembre de 2012

La fiscal Yeny Berenice Reynoso, descartó que la muerte del hijo de María del Carmen Hernández se tratara de una confusión, y que lo que hubo fue un crimen por odio.

La fiscal del Distrito Nacional, Yeny Berenice Reynoso, descartó ayer que la muerte del hijo de María del Carmen Hernández se tratara de una confusión, y que lo que hubo fue un crimen por odio.


Al ofrecer declaraciones sobre las investigaciones que se realizan para determinar qué produjo el hecho, donde fue asesinado el músico José Carlos Hernández, Reynoso explicó que es imposible que se trate de una confusión o error.

"Las pruebas que se han recopilado indican que fue un crimen de odio", indicó la fiscal, al tiempo de señalar que presentarán medidas de coerción contra tres de los acusados en las próximas horas.

Carlos Hernández, de 23 años, fue asesinado de 27 puñaladas la madrugada del pasado domingo cuando asistía a un concierto de rock en la discoteca Gustavo Live Pub.

Sin embargo, los propietarios del establecimiento indicaron que no fue dentro del local que se produjo el incidente donde el joven perdió la vida.

"Debido a las informaciones que desde el domingo están circulando en todos los medios de prensa y en las redes sociales, hacemos la aclaración", dicen en un comunicado.

Joan Russo, propietario, y Carlos Cornielle, productor del evento explican que la víctima nunca accedió al interior del lugar donde se presentaba el concierto de rock pesado organizado por "Avanzada Metallica", al tiempo que ofrecen las condolencias a la familia Hernández por tan irreparable pérdida.

La Policía, por su parte, dijo que fue localizado el cuchillo que se utilizó en el crimen, e identificó con sus apodos a otros tres prófugos que también vinculan al hecho. Los prófugos son “Mancebo”, “Dominic” y “Prototipo”, a quienes se les exhorta entregarse por la vía que entiendan pertinentes. También son requeridos por los investigadores los nombrados “El Brujo” y “El Chileno”, quienes están siendo señalados como agresores sexuales de una joven que afirma haber sido abusada.

Explicó que el arma blanca, un cuchillo marca Taiwan, de aproximadamente 10 pulgadas, fue ocupado a Miguel Ángel Bautista Mota (Bola), de 25 años, quien se encargó de esconderla luego que se la diera a guardar al también prevenido Josaias Benjamín Mota Lorenzo (El Niño). Otro detenido por el caso es Máximo Darvin Almanzar Guerra (Wari).

listin diario

No hay comentarios.: